Translate

lunes, 23 de mayo de 2016

EN FRANCIA CRECEN LAS PROTESTAS CONTRA LA REFORMA LABORAL NEOLIBERAL

La reforma laboral neoliberal que pretende imponer el gobierno socialista de Francois Hollande, genera cada vez más y más resistencia entre los trabajadores franceses, los cuales apuesta por seguir impulsando las movilizaciones y paros, hasta lograr que esta sea retirada.

Cabe destacar que dichas reformas han sido exigidas por la mafia neoliberal de Bruselas y Berlín el Partido Socialista francés, que ya nada tiene de socialista, se encuentra divido frente a las exigencias provenientes del mundo financiero de la Unión Europea. 

El plan laboral neoliberal del gobierno de Hollande, busca terminar con las 35 horas de trabajo por semana, admite los despidos colectivos con indemnizaciones rebajadas, además de facultar a los empresarios para realizar diversos tipos de readecuaciones, si así lo estima la empresa, y que suelen terminar con masivos despidos y perjuicios económicos para los trabajadores. 

De allí que las dos principales centrales que representan a los asalariados, han convocado a ampliar la protesta y la movilización social contra las medidas draconianas que beneficia a los patrones. El ministro de Transporte, Alain Vidalies, se ha visto en la obligación de tener que reconocer que las movilizaciones de los trabajadores, están afectando el suministro de combustibles, y la escasez se empieza a notar en las gasolineras. 

Mientras tanto, el ministro de Finanzas, Michel Sapin, y como es habitual en estos casos, ha optado por amenazar con el uso de la fuerza ante las demandas de los trabajadores, los cuales han bloqueados los caminos en donde se encuentran las refinerías de combustibles.
Ahora la Central General de Trabajadores (CGT) ha convocado a los empleados de las refinerías para que se sumen al movimiento y la protesta contra el plan laboral neoliberal. Ya en alrededor de ocho refinerías los trabajadores se encuentran en paro. Las organizaciones de los trabajadores buscan con sus acciones que se retiren las reformas impulsadas por el gobierno de Francois Hollande. 

Las organizaciones de los trabajadores estiman además, que estos son los pasos que busca el mundo empresarial, junto a la derecha y el sector neoliberal del Partido Socialista, para dar comienzo al desmantelamiento del llamado Estado del Bienestar, con la consiguiente perdida de las conquistas sociales de los trabajadores y del conjunto del pueblo francés, que tanto les ha costado. En la medida que la clase trabajadora va conociendo los pormenores de las reformas neoliberales estos se van sumando a las protestas. 

De allí que en el transcurso de los días, se espera que se sumen los trabajadores ferroviarios, los estibadores y otros sectores de la gran masa laboral francesa. Ahora, los estudiantes secundarios, como universitarios, han decidido desplegar su más amplia solidaridad con el mundo del trabajo, anunciando su participación en las diversas movilizaciones a las cuales han llamado los sindicatos y las centrales obreras. 

Además las organizaciones de los asalariados, junto a los estudiantes han decidido convocar a una gran movilización en la ciudad de Paris, como en otras del territorio nacional, para el 14 de junio, día en que se dará comienzo a la discusión parlamentaria sobre los intentos de la patronal y el gobierno seudo socialista de Hollande, por imponer la reforma laboral draconiana. 

Por Eduardo Andrade Bone  AIP
Comunicador Social 
Corresponsal de prensa 

Fuente: Agencias  Prensa  PM  RMP  PI  AIP  EAB  FB
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

No hay comentarios: